Realidad: Todo alimento aporta calorías, el principal condicionante es la ingesta de las mismas.

¿Por qué no hay ningún alimento que pueda hacerte bajar de peso?

Lo determinante en la pérdida de peso es el déficit calórico, no existe ningún alimento que adelgaze, ningún alimento es capaz de hacerte perder ni un solo gramo de peso corporal. La clave para adelgazar está en encontrar el equilibrio entre la ingesta calórica y el gasto energético para poder llegar a tal déficit calórico.

Por ejemplo, supongamos que tenemos a un individuo A, que se pasa todo el día comiendo frutas y verduras pero llega a una ingesta calórica mayor de la que necesita su cuerpo, ENGORDARÁ. En cambio, por el otro lado, si tenemos a un individuo B, que solo se alimenta a base de alimentos procesados (pizzas, donuts, galletas, etc…)  pero no llega al superávit calórico, podría llegar a adelgazar, bueno más que podría la palabra adecuada sería que ACABARÍA ADELGAZANDO. Esto obviamente es un ejemplo irreal (ya que casi nadie se va a alimentar solo de frutas/verduras y encima llegando al superávit calórico…) para que veáis que lo que realmente importa es la ingesta calórica total y no la procedencia de los alimentos.

P.D: Con este mini-post no quiero incitaros a que bajéis de peso a base de alimentos procesados, al contrario, lo suyo sería bajar de peso a base de alimentos reales y saludables, simplemente quería desmentir el típico mito de que si te comes una manzana o cenas lechuga con tomate vas a adelgazar.

Por cierto, no te olvides de saludarme en Instagram (click aquí). 🙂