¿Cómo bajar el colesterol?

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es un problema que en los últimos años se ha extendido a gran parte de la población. La mayoría de las personas hemos catalogado al colesterol como malo, pero no es así, al menos no en su totalidad. Existen dos clasificaciones para éste: uno es el colesterol HDL (el «bueno») que resulta favorable para el organismo y en el otro lado se encuentra el colesterol LDL, el «malo» de la historia.

Colesterol LDL

El LDL (lipoproteínas de baja densidad) lleva el colesterol desde el hígado al resto del cuerpo. Cuándo la concentración de LDL en nuestra sangre es demasiado elevada, el exceso se va acumulando lentamente en las paredes de las arterias, estrechándolas y volviéndolas más rígidas. Con el paso del tiempo esto nos hace más propensos a sufrir un ataque cardíaco.

Junto a otros factores de riesgo, nuestro índice de colesterol LDL sirve para pronosticar el riesgo de una persona de contraer enfermedades cardiovasculares. Los expertos están de acuerdo en que los índice de colesterol LDL deben mantenerse lo más bajos posible.

Colesterol HDL

El colesterol HDL (lipoproteínas de alta densidad) se encarga de realizar las funciones importantes para proteger el corazón, es como un hacendoso experto en limpieza. Retira el colesterol de las paredes arteriales y lo lleva de vuelta al hígado. Al encargarse de eliminar el LDL, se considera que el HDL nos protege frente a las enfermedades cardiovasculares. De ahí el valor de este colesterol “bueno”.

¿Cómo bajar el colesterol malo (LDL)?

Para poder bajar el LDL deberemos intentar consumir con mayor frecuencia los siguientes alimentos (aparte de seguir una dieta equilibrada y saludable):

Aceite de oliva

El aceite de oliva contiene principalmente ácidos grasos monoinsaturados, un tipo de grasa cardiosaludable que ayuda a disminuir el colesterol malo. Si vas a comprar aceite de oliva, asegúrate de que sea «virgen extra».

Alimentos ricos en vitamina C

También es fundamental consumir aquellos alimentos ricos en vitamina C, como por ejemplo los frutos cítricos, fresas, kiwi, melón, tomate, pimiento, col y coliflor entre muchos otros, esto se debe a que contienen antioxidantes los cuales combaten los radicales libres y tiene un papel protector contra las enfermedades cardiovasculares.

Frutos secos

Por otro lado, no hay que olvidarse de los frutos secos (en especial, las nueces), los cuales son ricos en fibras, vitaminas, minerales y antioxidantes que ayudan a prevenir numerosas enfermedades y a luchar contra los niveles altos del colesterol.

Pescado azul

Para terminar, queremos mencionar al pescado azul (atún, bonito, boquerón, caballa, jurel, palometa, salmón, sardina, etc.) ya que contiene un tipo de grasa cardiosaludable (los ácidos grasos Omega 3) y encima ayudan a bajar los niveles de colesterol en sangre.

Por cierto, no te olvides de saludarme en Instagram (click aquí). 🙂

 

 

RESPONDER AL POST